martes, 16 de septiembre de 2008

Tampoco indeterminismo

  Aunque aceptar el cosmos es demasiado presuntuso, incluso para mí, el indeterminismo no me parece una alternativa. Oir hablar a un psicólogo del libre albedrío me produce sensaciones que, asemejándose mucho, no son náuseas. Por el contrario, la alegría con la que la física cuántica acepta el indeterminismo - sin admitir, sin embargo, que desconocen algún factor - me parece una arrogancia simpática. Cuando las ciencias sociales utilizan la estadística es por su incapacidad para utilizar matemáticas más exáctas. En cambio, cuando la física cuántica usa la probabilidad para predecir el movimiento futuro, eso es porque el universo es así y un dado con muchas caras es tirado para resolver el movimiento de cada partícula que nuestras mejores mentes estudian en sus aceleradores. Quizá las partículas también tengan libre albedrío...¡Ja, ja! O a lo mejor la supuesta libertad humana no es más que otra tirada de dados.

   No ataco aquí a los físicos cuánticos que prefieran leyes estadísticas a quedarse con las manos vacías, sino a todo aquel que defienda el indeterminismo, con el argumento que sea. Aceptar el determinismo y la causalidad no es más que una cuestión de higiene. 

   Que conste que el principio de incertidumbre de Heisenberg - por el que no se pueden observar estas nuevas y pequeñitas particulitas (por ahora, fundamentales) sin "tocarlas" - me parece una bonita patada al "aislamiento" del método experimental. 

3 comentarios:

Carmen dijo...

Pienso que aceptar el indeterminismo no es nada nuevo. La física se sustenta en teorías, hipótesis y miles de cosas indemostradas al cien por cien, y a partir de ahí, los científicos demuestran, descubren y realizan miles de experimentos basados en el método científico. Por lo tanto, pienso que el principio de Heisenberg no es más que lo de siempre.

WEB0242 dijo...

Es cierto que el indeterminismo puede resultar un poco anti-intuitivo (siempre que nos alojemos en un contexto positivista), pero del hecho de que algo parezca, y recalco, parezca, intuitivo o anti-intuitivo no se sigue ni su falsedad ni su verdad. Lo cierto es que la ciencia hoy por hoy es empirista y sin embargo se ha alejado del positivismo, y es precisamente esa postura la que ha permitido la entrada del indeterminismo. Puede que existan leyes deterministas que aún desconozcamos y que expliquen este indeterminismo, pero puede que realmente la naturaleza más profunda de las cosas sea indeterminista (que no libre en el sentido mental del término). Sea como fuere, el indeterminismo respecto a nuestra concepción clásica de una mecánica causal está en el mundo subatómico más que demostrado, lo que sí es muy posible es que este indeterminismo no sea sino un determinismo con unas reglas del juego (unas leyes y normas metodológicas) muy diferentes a las que hasta ahora venían conformándose como las reguladoras del mundo. En todo caso, entenderlas supondría toda una remodelación de nuestro sistema de pensamiento, esto es, de nuestra lógica (la cual por otro lado ya fue refutada pues ni la lógica es ya euclidiana ni el mundo a mostrado serlo tanto en contextos macroscópicos como microscópicos). No doy más la vara. Voy a seguir leyendo el blog que tiene buena pinta :-)
Saludos!!

Timón dijo...

Puede que existan leyes deterministas que aún desconozcamos->lo cambiaría por ->Puede que encontremos leyes deterministas que aún desconozcamos.
Las leyes deterministas sólo existen en nuestras mentes, y lo hacen porque son muy útiles. La cosa es no saben lo que está pasando, no son capaces de elaborar leyes deterministas y las hacen probabilisticas, pero mejor eso que nada, la verdad. Si con la lógica no euclidiana te refieres a la teoría de la relatividad, creo que cambiar la estructura absoluta del espacio y del tiempo es una mala idea, pero no deja de ser una forma brillante de resolver el porqué de que la luz se mueva a una velocidad constante independiente de desde dónde se observe, desde un cuerpo móvil o estático.